Sensibilizar
Informar
Denunciar
Actuar
Legislar

 

Lo que queremos

Que el Estado ejerza su deber de tutela en materia de Derechos fundamentales, concretamente en lo que se refiere al cumplimiento del Estatuto de los trabajadores, en su artículo 4 c) , en el que en materia de derechos de los trabajadores se legisla: A no ser discriminados directa o indirectamente para el empleo, o una vez empleados, por razones de sexo, estado civil, edad dentro de los límites marcados por esta ley, origen racial o étnico, condición social, religión o convicciones, ideas políticas, orientación sexual, afiliación o no a un sindicato, así como por razón de lengua.

Que cese la discriminación por edad en el acceso al trabajo.

Que los estereotipos asociados a la edad se combatan activamente.

Que cese la sangría de salidas de +45 con la excusa de renovar plantillas y al amparo de la directiva EU 2000/78, de la que entendemos que se está haciendo un abuso amparándose en la necesidad de crear empleo para jóvenes y el ejercicio sin control de la libertad de empresa.

Que se revisen las políticas activas de empleo, totalmente desfasadas en lo que al colectivo se refiere, ya que las medidas de fomento de la contratación no solo no están funcionando sino que no pueden hacerlo al ser las exigencias para su cumplimiento absurdamente duras.

Detener el proceso de “muerte civil” al que nos vemos sometidos vía pérdida de ingresos y patrimonio personal y familiar.

Que se declaren cuales son las intenciones del Estado respecto a un colectivo que habiendo tenido buenas cotizaciones, actualmente se encuentra al pairo, infra-cotizado y con una expectativa de percepción de cantidades en el momento de la jubilación, próximas a una pensión no contributiva.

Lo que NO queremos

Vernos obligados a emprender. Ha de ser una opción, no una necesidad.

Contratación subvencionada. No funciona y supone reconocer que sin estas subvenciones no podemos trabajar, lo cual es falso.

Condenar a nuestros hijos e hijas a un entorno menos rico en oportunidades simplemente porque el mercado nos excluye.

Seguir sufriendo física y emocionalmente el estigma del paro. Que se afloren los daños, incluidos los suicidios que el edadismo causa.

Ver nuestras pensiones futuras comprometidas y minoradas. Ni es justo ni es sostenible, ya que condena a millones de personas a vivir en el umbral de la pobreza o a la expectativa de que el Estado quiera dar algo en concepto de supervivencia, si es que quiere darlo.

Políticas activas que dependan del buenismo de la empresa de turno. Nos sacan del trabajo por “caros” y nos impiden volver a tener empleo en base a estereotipos y un modelo económico y productivo que no hemos creado y del que además, estamos excluidos.

Las preocupantes cifras

1.800.000 Parados de más de 45 años.

50% del total de parados en España

Formulario de registro de asociados

Si eres mayor de edad puedes asociarte cumplimentando el siguiente formulario: