Barcelona, 12 de julio de 2021

RECHAZO DEL COLECTIVO SENIOR A LAS DECLARACIONES DEL MINISTRO ESCRIVÀ Y EL PRESIDENTE SÁNCHEZ

 

+45 ACTIVOS, asociación de lucha contra el edadismo, ha hecho llegar a Presidencia del Gobierno y al Ministerio de Seguridad Social su rechazo a las declaraciones públicas a las que hemos asistido por parte del Ministro Escrivá y del Presidente, Pedro Sánchez.

En el primer caso, en el contexto de la reforma de las pensiones, el Ministro dejó claro que la generación que ahora tiene más de 45 años, va a tener que afrontar recortes en sus pensiones así como alargar su vida laboral. Esto en sí mismo puede ser técnicamente correcto, pero no lo fueron sus palabras, en las que se pudo leer entre líneas que se nos considera poco menos que responsables de mantener el sistema. Además, no se contempló ni se contempla en las negociaciones tripartitas la situación de dos millones de desempleados mayores de 45 años, que después de ser expulsados de sus puestos de trabajo, no pueden volver a trabajar porque se vulnera su derecho a no ser discriminados por edad.

Por su parte, el Presidente ha orquestado cambios en el Consejo de Ministros y ha dado como uno de los motivos, o ha destacado como consecuencia deseable el rejuvenecimiento de dicho organismo, cuya media de edad es ahora de 50 años. Esto supone una bofetada al talento senior, a la par que un declaración de intenciones en la línea de que a partir de cierta edad, los senior sobran en todas partes, incluso en aquellas en las que el Gobierno decide quién entra y quién sale.

«Hace tiempo que tenemos evidencias de que este gobierno es edadista», declara David Sánchez, Secretario de la asociación +45 ACTIVOS. » Declaraciones como éstas no solo son ofensivas, son una clara manifestación demagógica sin fundamento que encumbra lo joven por encima de lo que ellos consideran que ha de quedarse fuera».

Parece que ya han decidido el papel que le tocará a este colectivo, que ni tiene políticas activas de empleo bien segmentadas, ni dotación presupuestaria equivalente a los 5.000 millones que van a dedicarse a paro juvenil.

«El desempleo juvenil es un drama, pero no somos los responsables del mismo ni tiene que tapar la realidad, que no es otra que hay dos millones de madres y padres de familia que tienen dificultades para poner plato en la mesa y dar a sus hijos e hijas las mismas oportunidades que los de aquellos que tienen ingresos en lugar de limosnas no contributivas», remata Sánchez. «Esto es un tema de Estado y es urgente. Nos jugamos ser un país de pobres que además, han cotizado mucho y bien hasta que se les excluyó».

+45 ACTIVOS sigue a la espera, después de su comparecencia en el Senado el pasado 20 de junio, de ser recibidos por el Ministerio de Trabajo.